Gente On-Line

28 jul. 2008

"Aquel que toma todas las precauciones hace las cosas bien, o no las hace para nada."
Gino Franco Fazzi

24 jul. 2008

"Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas."
Pablo NERUDA

7 jul. 2008

"La constancia es la virtud por la que todas las demás dan su fruto."
Arturo GRAF

1 jul. 2008

"Entendería que no lo compartas, pero no comparto que no lo entiendas"
Gino Franco Fazzi

We made it to the journal !!!



Este es el fragmento que apareció en El Diario el jueves 19 de junio de 2008, en el espacio dedicado a Blogs locales de la sección >Ciberdi@rio<

PD: como siempre, me enteré tarde, 8 días después gracias a mi querido ex profesor Claudio Simonetta. Muchas gracias Claudio!!!

EL ABANDONO

Lo que más me duele en la vida... en toda la vida... en todo el abanico de situaciones, sentimientos, cosas, TODO... lo que más me duele... lo más (je)... debe ser el abandono. Es decir, le tengo miedo. Abandono significa que antes alguien estaba cerca tuyo y ya no más. Pero no estaba cerca circunstancialmente, casualmente... sino no sería abandono. Sino que estaba xq algo lo atraía a vos. Estaba xq había un vínculo, una conexión, una relación causal que hacía que esa persona se situara en algún plano existencial paralelo al tuyo. Y de pronto ya no. De pronto esa fuerza, ese vínculo, desaparece. Y ya no hay razón causal (puede quedar la casualidad) para que este cerca tuyo. El abandono significa, según el diccionario, lo siguiente:

abandono. m. Acción y efecto de abandonar o abandonarse. || 2. Der. Renuncia sin beneficiario determinado, con pérdida del dominio o posesión sobre cosas que recobran su condición de bienes nullius o adquieren la de mostrencos. || 3. Der. Derecho del asegurado para exigir el pago del asegurador, dejando por cuenta de este las cosas aseguradas, a consecuencia de determinados accidentes del comercio marítimo.
Bueno, obviando las declaraciones pertenecientes al derecho... nos queda la de "acción y efecto de abandonar o abandonarse". Abandonar: tr. Dejar, desamparar a alguien o algo.
En fin, el abandono es eso... que te dejen. Que no suene más tu teléfono, ni tu celular. Que nadie te hable en el messenger. Que nadie golpee tu puerta. Es revisar una y otra vez todos los aparatos que median la comunicación para asegurarse que esten en perfecto estado y funcionando, y descubrir que efectivamente estan en correcto funcionamiento. Es salir a caminar esperando que ese milagro que nunca ocurre, el cruzarse con alguien que ni te acordabas que existía, que te ilumine con una sonrisa, te diga que no tiene nada que hacer y te invite a compartir el día. El abandono te hace perder la fe. El abandono te hace olvidar de lo imprescindible de la vida, te hace desganar... te dan ganas de llorar pero no tienes la fuerza para hacerlo. Te dan ganas de dejar de vivir, pero te quita la valentía necesaria para despojarte de tus signos vitales. El abandono te vuelve lo suficientemente loco para despreciar tu insignificante vida, pero te deja lo suficientemente cuerdo para que te duela durante el proceso.
El abandono no solo lo provoca el súbito alejamiento inexplicado de alguien que pierde las ganas de estar con vos dado un mes de conocerte. También lo provoca uno mismo. Es la acción de abandonarse (como explicaba el diccionario). Es perder los vestigios de cariño autoinflingido durante años para tratar de acrecentar el nivel de autoestima, esperando tener una perspectiva más positiva respecto de futuras relaciones. Es perder las ganas de mirarse al espejo. Ya me cansé de escribir. Me cansé...
Será que siempre me sentí abandonado... por mi padre, mis amigos, mis "novias", por mi. O será que hoy estoy algo triste, por el día nublado, frio, por la música y la falta de luz de esta habitación.

I DON'T WANNA BE LONELY NO MORE... I DON'T WANNA HAVE TO WAIT 4 THIS...

Ah, si... solo de vuelta. Tengo la increíble habilidad de alejar la gente que busca/ intenta/ prueba quererme. Mi personalidad cambió, mutó... ya no soy esa persona aburrida, pero leal, cariñosa y siempre dispuesta a compartir. Me convertí en un autócrata narcisista y tirano. Me salen desprecios por las personas desde todos los puntos de mi ser. Me convertí en un mago del sarcasmo hiriente y mi lengua se llenó del veneno de la elocuente discursiva ofensiva.
Y lo volví a hacer. Intenté imponer mi super-ego a otros... intenté crear un Gino-centrismo tal que exhorte a la persona a mi lado a adorarme. Y esta vez no funcionó... o no al 100%. Logré convencer a la otra persona de que soy muy complicado, "loquito" -cito-. Y otra vez en el punto cero... en el momento en que puedo tirar todo y convencerme en que la vida me dio esta oportunidad de resetearme y volver a darme forma; o llorar y rogar por perdón (aprender a ponerse de rodillas y suplicar es una herramienta indiscutiblemente útil en ciertas ocasiones).
Es posible que mi mente haya dado esa revolución de más... esa vuelta de rosca que separa al más obsesivo analista de cada estupidez del inocuo e incomprendido maníatico.
Una cosa es segura, así como estos dos personajes, el obsesivo y el loco... ambos tienen tendencia a ser incomprendidos y solitarios... es casi innegable que mi futuro no depara otra cosa que soledad. Creo que siempre lo supe, y tengo que acostumbrarme a la idea.

Que buena reflexión...

"Las mentes brillantes manejan ideas; las mentes corrientes hablan de actualidades; las mentes mediocres hablan de los demás."
Anónimo