Gente On-Line

22 ago. 2010

Gira su cabeza, sincronizada físicamente con su cuerpo. Pierde la respiración y automaticamente resucita. Se levanta con el revés del pie derecho. Ahora esta de pie y con los ojos entreabiertos. Pero estar de pie y con ojos abiertos no parece ser lo que debiera ser. No se "siente" de pie. No "siente" tener los ojos abiertos. La oscuridad brinda incertidumbre, a la vez que encuentra el confort de la surrealidad que oculta en sus sombras. A veces la intuición le crea ambientes alternos donde despertar. Cosas que nunca apareceran, o que nunca desaparecerán. La luz se prende. La luz, lejos de aclarar, lo encandila, le borra la claridad de mente que creía poseer. Ya no queda más incertidumbre, solo la cruda realidad. Desesperanza es lo que alcanza en cada tibio paso que da. Se desangra con cada metro que avanza, se desangra sin cesar, pero sin rastros. Es un fantasma, un alma en pena, o solo un sueño no vivido. Nada más. Fin del día, oscuridad y replay.

1 ago. 2010

Psicodelia Retro